Villahermosa de paso

Villahermosa de paso: Un día exprés en el paraíso.

Cuando decidí conocer la Riviera Maya en automóvil sabía que la aventura me llevaría por lugares desconocidos, que de alguna otra forma no hubiera conocido. Esto me pasó con Villahermosa, ciudad capital del estado de Tabasco, y uno de los puntos en mi camino hacia la península de Yucatán. Aquí te contaré cómo visitar Villahermosa de paso.

Si bien conocía a Villahermosa como una ciudad petrolera, decidí que lo mejor era hacer una parada en la misma. Buena decisión, pues pasar un día en el paraíso resultó ser tan satisfactorio como el resto de mis vacaciones, así es, al mismo nivel.

Recorriendo la ciudad

Lo primero que hice al llegar a Villahermosa fue averiguar que lugares debía visitar, los clásicos imperdibles de la ciudad. Comencé con el parque arqueológico de la Venta, lugar de las famosas cabezas Olmecas gigantes, después seguí con el museo regional de antropología “Carlos Pellicer”.

Después de conocer un poco sobre la historia de Tabasco, y sobre todo de los Olmecas, decidí visitar otros edificios y puntos históricos de la ciudad. Pasear por la catedral mientras tomaba un helado fue la mejor manera de cerrar ese día que comenzó temprano y que había decidido extender.

Así es, decidí que un día en el paraíso no sería solamente uno sino compré dos tickets, como la famosa canción “Two tickets for Paradise”, y extendí mi estadía un día más. Después de registrarme en un hotel, para dejar mis cosas y descansar un poco, decidí cuál sería mi siguiente paso.

Fui a buscar un lugar donde comer y me topé con un mercado municipal —Dicen que el mejor lugar para conocer a una ciudad es su mercado—; así que decidí entrar al mercado. Vaya sorpresa que me llevé, sobre todo cuando decidí probar el peje lagarto, un pez que su aspecto no le hace justicia a su sabor.

Exploración natural

Al expandir mi estadía en este lugar paradisiaco, el llamado jardín del Edén, incluí entre mis cosas que hacer la exploración natural del Villahermosa. Es tal la riqueza natural que ofrece el estado que mi exploración me llevó a dos lugares maravillosos, a dos parque naturales de gran belleza.

Si bien las visitas fueron rápidas, las grutas de Coconá y la reserva de la biosfera Pantanos de Centla fueron dos lugares espectaculares en los que pude reencontrarme conmigo mismo. La conexión natural que aquí se siente es monumental.

¿Regreso o no regreso?

Una pregunta obligada, después de valorar todo lo que viví en Villahermosa es el si regreso o no lo regreso en unas próximas vacaciones. Si pudiera materializar todas las experiencias, la belleza de la ciudad y estado y todo lo que tiene para ofrecer, y los pusiera en una balanza, la respuesta sería clara.

Sin dudarlo planeo regresar, pasar una semana o más, descubriendo los tesoros ocultos de este estado que, si bien está infravalorado en turismo, tiene mucho que ofrece. Así que si tú querido lector, planeas visitar un lugar, Villahermosa de paso puede ser una gran idea.

About the Author

By sebas / Editor

Follow sebas
on Oct 14, 2019

ENCUENTRA TU VIAJE

Booking.com

SIGUENOS